La vida campesina

  • El fenómeno de la despoblación

Fuenteungrillo es un lugar interesante debido a que se trata de un despoblado medieval, que nunca ha sido repoblado, por lo que nos ofrece una imagen única en el tiempo de su fisonomía, de sus dimensiones y de su trayectoria.

El fenómeno de la despoblación se produce a lo largo de todas las épocas sin distinción. En términos históricos, durante el medioevo se consideraba despoblado a aquel lugar que contaba con menos de cinco vecinos, por lo que estos concejos eran anexionados a la villa de la que dependían, tal y como pasó a Fuenteungrillo, que en el siglo XV pasó al territorio de Villalba del Alcor (Reglero, 1999: 185).

  • La vida campesina

Otro dato a tener en cuenta es la consideración de poblado o granja, pues en el primero debe establecerse una familia generación tras generación, organizadas en un concejo, y contar con parroquia, y en el segundo caso solamente existen moradores, bien vasallos o bien renteros (Ibid.).

Se documentan en los textos medievales la existencia de viñedo, cereal, campos de lino y huerta. La cabaña pudo llegar a 2.000 cabezas ovinas y la caza, la pesca y la recolección de hongos y bayas debió ser una actividad frecuente, que permitía completar la dieta.